Image
Subrogación de las personas con discapacidad cuando la empresa que viniese efectuando la prestación objeto del contrato a adjudicar sea un Centro Especial de Empleo: criterios discrepantes
16/03/2020
Resolución 101/2020 Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales

El segundo párrafo del artículo 130.2 LCSP dispone que:

«Cuando la empresa que viniese efectuando la prestación objeto del contrato a adjudicar fuese un Centro Especial de Empleo, la empresa que resulte adjudicataria tendrá la obligación de subrogarse como empleador de todas las personas con discapacidad que vinieran desarrollando su actividad en la ejecución del referido contrato.»

Este precepto plantea algunas dudas interpretativas a la luz de su literalidad que permitiría entender que el legislador está obligando a la subrogación de todas las personas discapacitadas con independencia de la concurrencia de los requisitos del art. 44 ET y de lo que pudiera prever el convenio colectivo o un acuerdo colectivo de eficacia general al respecto.

Sin embargo, también cabe entender que el legislador se ha limitado a positivizar la jurisprudencia del Tribunal Supremo que ha establecido que para los casos de subrogación ex convenio o acuerdo colectivo de eficacia general, aunque los CEE queden fuera del ámbito de aplicación del convenio colectivo, se aplican las cláusulas subrogatorias tanto si el CEE es la contratista entrante como la saliente.

El Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Madrid en la Resolución 124/2019 sigue la interpretación literal del artículo 130.2:

«En el caso planteado nos encontramos ante dos circunstancias admitidas por las partes. En primer lugar, que la actual adjudicataria del contrato es un centro especial de empleo y en segundo lugar, que el convenio de aplicación, el de oficinas y despachos de la Comunidad de Madrid, no prevé la subrogación de los trabajadores.

Resulta esencial en este caso tener en cuenta lo dispuesto por la LCSP, que en su artículo 130 relativo a la “Información sobre las condiciones de subrogación en contratos de trabajo”, establece, número 2 segundo párrafo lo siguiente: “Cuando la empresa que viniese efectuando la prestación objeto del contrato a adjudicar fuese un Centro Especial de Empleo, la empresa que resulte adjudicataria tendrá la obligación de subrogarse como empleador de todas las personas con discapacidad que vinieran desarrollando su actividad en la ejecución del referido contrato”.

Por lo tanto, llevado al supuesto que analizamos, debe concluirse que no nos encontramos ante una subrogación de tipo convencional, derivada del convenio o negociación, sino de tipo legal y de carácter limitado, solo afecta a los trabajadores con discapacidad que vinieran ejecutando el contrato.»

Sin embargo, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales en la reciente Resolución 101/2020 aplica un criterio distinto y entiende que solo en los casos en los que en el sector en que se presten los servicios se prevea la subrogación en caso de sucesión de empresas procederá la subrogación de los trabajadores con discapacidad por el nuevo empresario, aunque a éstos se les aplique un convenio distinto al del sector de actividad correspondiente.

Argumenta el Tribunal Central:

«A juicio de este Tribunal, la norma contenida en el artículo 130.2 de la LCSP debe ser interpretada conjuntamente con la regla general prevista en el artículo 130.1 de la LCSP. Así, entiende este Tribunal que solo en los casos en que proceda la subrogación con arreglo a la Ley, convenio colectivo o acuerdo de negociación colectiva de eficacia general se aplicará la disposición del artículo 130.2 de la LCSP.

(…) el sector del transporte de mercancías y servicios de logística y paquetería tiene normativa convencional diseminada por toda la geografía nacional, existiendo un Acuerdo Marco relativo al transporte de mercancías por carretera, así como multitud de convenios colectivos de eficacia territorial limitada, ninguno de los cuales prevé la subrogación en caso de sucesión de empresa. Por ello, atendido que no procede la subrogación, al no estar ésta prevista en norma alguna, la regla del artículo 130.2 de la LCSP no resulta de aplicación, pues no procede la subrogación de trabajador alguno, sea o no trabajador discapacitado.

Por tanto, solo en los casos en los que en el sector en que se presten los servicios se prevea la subrogación en caso de sucesión de empresas procederá la subrogación de los trabajadores con discapacidad por el nuevo empresario, aunque a éstos se les aplique un convenio distinto al del sector de actividad correspondiente»