Image
Si en un contrato de servicios del Anexo IV de la LCSP el órgano de contratación justifica que concurren las circunstancias excepcionales para que el precio sea el único criterio de adjudicación, no será aplicable la previsión del artículo 145.4 LCSP
06/04/2021
Resolución 132/2021 Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

La LCSP recoge en el artículo 145 dos reglas sobre los criterios de adjudicación de los contratos de servicios que pueden resultar contradictorios.

Por un lado, en el apartado 3.g) dispone:

«La aplicación de más de un criterio de adjudicación procederá, en todo caso, en la adjudicación de los siguientes contratos:

(...) g) Contratos de servicios, salvo que las prestaciones estén perfectamente definidas técnicamente y no sea posible variar los plazos de entrega ni introducir modificaciones de ninguna clase en el contrato, siendo por consiguiente el precio el único factor determinante de la adjudicación.

En los contratos de servicios que tengan por objeto prestaciones de carácter intelectual, como los servicios de ingeniería y arquitectura, y en los contratos de prestación de servicios sociales si fomentan la integración social de personas desfavorecidas o miembros de grupos vulnerables entre las personas asignadas a la ejecución del contrato, promueven el empleo de personas con dificultades particulares de inserción en el mercado laboral o cuando se trate de los contratos de servicios sociales, sanitarios o educativos a que se refiere la Disposición adicional cuadragésima octava, o de servicios intensivos en mano de obra, el precio no podrá ser el único factor determinante de la adjudicación. Igualmente, en el caso de los contratos de servicios de seguridad privada deberá aplicarse más de un criterio de adjudicación.»

Y en el apartado 4:

«En los contratos de servicios del Anexo IV, así como en los contratos que tengan por objeto prestaciones de carácter intelectual, los criterios relacionados con la calidad deberán representar, al menos, el 51 por ciento de la puntuación asignable en la valoración de las ofertas, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 2.a) del artículo 146.»

En la Resolución 132/2021, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales analiza la licitación de un Servicio postal de correo ordinario con un criterio de adjudicación único, el precio. El recurso se centra en el incumplimiento del artículo 145.4. párrafo segundo de la LCSP, toda vez que los servicios de correos están incluidos en el Anexo IV LCSP, CPV 64100000-0, referido a los Servicios Postales. La Resolución concluye que dado que el órgano de contratación ha justificado que concurren las circunstancias excepcionales, previstas en el artículo 145.3 g) de la LCSP, para que el precio sea el criterio de adjudicación adecuado y único, no resulta aplicable la previsión del artículo 145.4 LCSP de que los criterios relacionados con la calidad representen, al menos, el 51 por ciento de la puntuación asignable en la valoración de las ofertas.

Argumenta el Tribunal:

«(..) debe analizarse el complejo artículo 145.3.g) de la LCSP. Este precepto contiene una regla general, una excepción y una contra excepción, como señaló la Resolución 848/2020, de 24 de julio (así como la Resolución 1142/2018, de 7 de diciembre, por referencia a otras; Resolución 702/2018 y 745/2018 –citada por el recurrente-). La regla general establecida para los contratos de servicios es que deberán tener varios criterios de adjudicación. Como excepción se permite que el precio sea el único criterio de adjudicación cuando las prestaciones estén perfectamente definidas técnicamente y no sea posible variar los plazos de entrega ni introducir modificaciones de ninguna clase. Y finalmente se establece una contra excepción enumerando una serie de contratos de servicios que en todo caso deberán tener más de un criterio de adjudicación: servicios que tengan por objeto prestaciones de carácter intelectual, contratos de prestación de servicios sociales si fomentan la integración social de determinados colectivos, los contratos de servicios sociales, sanitarios o educativos a que se refiere la Disposición adicional cuadragésima octava, o de servicios intensivos en mano de obra y los contratos de servicios de seguridad privada.

Aunque el artículo 145.3.g) de la LCSP no diga taxativamente que los contratos de servicios enumerados en su párrafo segundo necesariamente deban tener más de un criterio de adjudicación, lo cierto es que así lo impone la lógica del precepto, puesto que si extendiéramos a los contratos de servicios enumerados en el párrafo segundo del artículo 145.3.g) de la LCSP la excepción establecida en su párrafo primero para todos los contratos de servicios, ningún sentido tendría la mención especial que a ciertos contratos de servicios se hace en su párrafo segundo.

En definitiva, se trata de examinar si en el pliego impugnado concurren las circunstancias excepcionales previstas en el artículo 145.3 g) de la LCSP, con objeto de concluir que el precio es el criterio de adjudicación adecuado y único, como excepción a la regla general de que en los contratos de servicios procede con carácter general aplicar más de un criterio de adjudicación. Para llegar a esta conclusión del pliego debe resultar que las prestaciones estén perfectamente definidas técnicamente y no sea posible variar los plazos de entrega ni introducir modificaciones de ninguna clase en el contrato y, a su vez, no concurre ninguna de las contraexcepciones previstas en el párrafo segundo de dicho artículo 145.3 g, de la LCSP. Si se llegara a esta conclusión no sería aplicable el artículo 145.4 de la LCSP previsto solo para aquellos contratos que deben adjudicarse mediante la aplicación de una pluralidad de criterios. De resultar aplicable la regla general de dicho artículo 145.3, g), o la contraexcepción prevista en el mismo precepto, en su párrafo segundo, de la LCSP que determinan la necesidad de aplicar una pluralidad de criterios de adjudicación, habrán de preverse varios criterios de adjudicación referidos a la calidad de la prestación y estos criterios deben representar, al menos, el 51 por ciento de la puntuación asignable en la valoración de la oferta. Pero como se advierte, si concurre en el pliego la excepción a la regla general del artículo 145.3.g), párrafo inicial, de la LCSP, estará ajustado a derecho que solo se aplique un único criterio de adjudicación y que sea el precio.

En el informe del órgano de contratación se sostiene que la elección del precio como único criterio de adjudicación se justifica en la excepción contemplada en el artículo 145.3.g) de la LCSP; advirtiendo que en el PPT se contiene con detalle todos los elementos de las prestaciones del contrato que afectan a la calidad del contrato de manera que el único elemento relevante para la elección de las ofertas debe ser el precio. El informe del órgano de contratación concreta los aspectos de calidad que se establecen en el PPT, así:

  • “Los plazos de entrega y devoluciones del producto objeto del contrato, tanto para el destino local, interurbano provincial e interprovincial.
  • Los medios personales y materiales que debe disponer el contratista para poder ejecutar el contrato del reparto del correo ordinario.
  • Se establecen las condiciones generales para prestación del servicio adecuado en el punto 6 del Pliego Prescripciones Técnicas.
  • También se establece en su punto 7 que la calidad del servicio será responsabilidad del contratista, reservándose el IMAS el derecho a poder llevar a cabo en cualquier momento el seguimiento y control de la prestación del servicio contratado.
  • En su punto 8 del PPT se establece que el adjudicatario-contratista está obligado a guardar reserva respecto a los datos o antecedentes que estén relacionado con el objeto del contrato”.

Por otra parte, el contrato de servicio licitado no es subsumible en ninguno de los que cita el artículo 145.3, g, párrafo segundo, de la LCSP, para contraexcepcionar la posibilidad de que en los contratos de servicios se aplique como excepción un solo criterio de adjudicación, el precio. Por tanto, no es exigible al órgano de contratación que definidas en todos sus aspectos técnicos las prestaciones objeto del contrato, sin posibilidad de variación, tenga que establecer y aplicar criterios adiciónales al criterio de adjudicación único determinante, el precio, que ha establecido.

Por otro lado, corresponde al órgano de contratación, en consideración a las necesidades que pretende cubrir con el contrato determinar las prestaciones de éste, así como el nivel o la calidad que estas deben alcanzar lo que constituye un límite en el enjuiciamiento de la adecuada configuración de los criterios de adjudicación. En el caso objeto de este recurso, conforme expone en órgano de contratación en su informe, el servicio postal no parece requerir otra calidad que la expuesta en el pliego de prescripciones técnicas.

En consecuencia, si el órgano de contratación ha fijado las condiciones de la prestación de modo que para la adecuada satisfacción de sus necesidades no precisa que sean mejoradas a través de las ofertas de los licitadores, este Tribunal no puede sino declarar la legalidad de esa decisión del órgano de contratación, que determina la desestimación del recurso.»