Image
Presupuesto de licitación de uno de los lotes fijado por debajo del precio general de mercado. Estimación.
05/01/2015
Acuerdo 54/2014, de 26 de septiembre de 2014, del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón
  •  Más información: Acuerdo 54/2014 (descarga de PDF del Gobierno de Aragón)

El recurrente alega que el precio de licitación asignado al Lote nº 3 (145 454,55 euros, IVA no incluido) es muy inferior al de mercado, ya que el coste de los mamógrafos digitales con tomosíntesis no es en absoluto comparable a los mamógrafos digitales que no tienen esta técnica, o que no pueden incorporarla en el futuro. Aporta para
ello un listado de licitaciones análogas convocadas hasta la fecha, con los correspondientes importes de licitación y adjudicación.

La cuestión de fondo es pues, determinar si el presupuesto de licitación
del Lote nº 3 es adecuado para el efectivo cumplimiento del mismo, si su estimación ha sido correcta, y atiende al precio general del mercado, como exige el TRLCSP.

Tiene declarado este Tribunal, en anteriores Acuerdos (entre otros, Acuerdos 45/2014 y 51/2014), que en la preparación del contrato la estimación correcta del presupuesto de licitación es fundamental y debe quedar acreditado en el expediente que el presupuesto de licitación, y por ende el valor estimado, responden a los precios de mercado, tal y como exige el artículo 87.1 TRLCSP.
En concreto, el artículo 87 TRLCSP dispone que en los contratos del sector público la retribución del contratista consistirá en un precio cierto y que «Los órganos de contratación cuidarán de que el precio sea adecuado para el efectivo cumplimiento del contrato, mediante la correcta estimación de su importe, atendiendo al precio general de mercado en el momento de fijar el presupuesto de licitación y la aplicación en su caso de las normas sobre ofertas con valores anormales o desproporcionados». El concepto «precio general de mercado» utilizado en este precepto es un concepto jurídico indeterminado, determinable en base a la actividad licitadora de la Administración. El artículo 87 TRLCSP únicamente establecen las pautas para determinar el precio del contrato, pero la Ley no determina con exactitud los límites, procediendo una interpretación en su aplicación en cada caso concreto. Por su parte, el artículo 1 TRLCSP, dispone que la regulación de la contratación del sector público tiene por objeto, entre otros, el de «…asegurar, en conexión con el objetivo de estabilidad presupuestaria y control del gasto, una eficiente utilización de los fondos destinados a la realización de obras, adquisición de bienes y la contratación de servicios». Este objetivo de control del gasto y eficiente utilización de los fondos destinados a la contratación de servicios es un criterio interpretativo del artículo 87 TRLCSP.

....
El recurrente aporta junto con su recurso un listado de licitaciones donde el objeto del contrato es el suministro de mamógrafos digitales con tomosíntesis, o ampliables a la misma, que incluyen, o no, estaciones de lectura. En todas ellas el presupuesto de licitación es considerablemente superior al del Lote objeto de este recurso. Sólo en una, el importe de adjudicación se aproxima al importe de licitación del suministro promovido por la Gerencia del Sector de Zaragoza III, pero incorpora unas prescripciones técnicas sensiblemente inferiores, al ser ampliable a tomosíntesis, pero no incluir ni licencia permanente de tomosíntesis, ni estaciones de lectura.
Este Tribunal administrativo ya ha mantenido en los Acuerdos antes referenciados que la estimación del importe deberá ser adecuado para que los posibles licitadores, en un mercado de libre competencia, puedan cumplir el contrato. Esta determinación del importe vendrá derivada de las prescripciones técnicas exigidas. Es en la licitación donde se han de concretar las prestaciones solicitadas y los gastos necesarios para su obtención, realizando, en todo caso, una labor de cuantificación acreditada en el expediente de contratación.
Como señala, el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de la Comunidad Autónoma de Euskadi, en su Resolución 64/2013, de 24 de julio de 2013 —cuya fundamentación y consideraciones comparte este Tribunal— «…el mandato de ajustarse al precio general del mercado no implica que el órgano de contratación no deba buscar la oferta económicamente más ventajosa y, en particular, el precio más bajo posible, siempre que ello no ponga en riesgo el cumplimiento del contrato mediante la inserción de condiciones económicas poco realistas. Una impugnación de la adecuación del precio debiera pues demostrar, más allá de las dudas propias de una materia que por definición está sometida a las cambiantes vicisitudes del mercado y de la situación económica general, que el órgano de contratación ha elaborado unos pliegos con un presupuesto inicial bajo cuya vigencia no cabe esperar suficiente concurrencia ni una ejecución normal del contrato…».
El informe de determinación del precio del contrato del suministro, de 7 de julio de 2014, se limita señalar que se ha realizado un análisis de los precios de adjudicación de licitaciones análogas, y a adjuntar una relación de los mamógrafos digitales suministrados a distintas Administraciones, siendo sólo tres de ellos los que incluyen tomosíntesis o son ampliables a la misma, ya que el resto incluye estereotaxia; y en todos los que incluyen prescripciones técnicas similares, e incluso inferiores, el importe de adjudicación es muy superior al del presupuesto de licitación del Lote objeto del presente recurso.

Es decir, la documentación preparatoria del procedimiento que consta en el expediente (Informe de determinación del precio del contrato), en lo que se refiere al presupuesto de licitación, se ha basado en licitaciones análogas, pero aplicando respecto al Lote nº 3 unas conclusiones que se apartan de las referencias que se extraen de las licitaciones de productos equivalentes en cuanto a prestaciones, sin mas motivación que «el actual escenario de inevitable consolidación fiscal y de fuerte restricción presupuestaria». Por ello, a juicio de este Tribunal, resulta evidente que el presupuesto de licitación del Lote nº 3 se ha fijado por debajo del precio general de mercado, limitando la concurrencia y restringiendo el principio de libertad de acceso a las licitaciones.
El informe de la Directora de Gestión del Sector Zaragoza III al recurso, pese a realizar un minucioso análisis sobre la formación del precio de un bien y de las peculiaridades del mercado de la tecnología sanitaria, no permite alcanzar otra conclusión. Y ello porque para justificar «la rebaja sobre los precios comparados» se apuntan tres motivos (descenso del precio por la entrada de nuevos compradores en el mercado; intento de forzar a las empresas a mejorar sus ofertas rebajando el precio; y asunción del riesgo de que el resultado finalmente obtenido no sea el esperado, con la ausencia de ofertas en el Lote), que no son relevantes para la fijación del presupuesto de licitación, pues éste debe responder a parámetros objetivos debidamente documentados, máxime en un contrato de suministro.
Procede, en consecuencia, estimar el recurso.