Image
Posibilidad de agrupar prestaciones susceptibles de ser consideradas aisladamente como contratos independientes
17/05/2012
Resolución Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales 58/2012 de 22 de febrero de 2012.

Se recurre el pliego para la contratación del “Servicio de vigilancia y seguridad para la Marina Real Juan Carlos I”.
En particular se cuestiona la posibilidad de que un único contrato agrupe varias prestaciones diferentes, que puedan ejecutarse, por ejemplo, mediante subcontratación. En relación a ello el TACR cita la Resolución 188/2011 de 20 de julio de 2011 que:

 

“De esta manera, la integración de todas las prestaciones de servicios recogidos en el contrato, tiene también sentido para incrementar su eficacia, la eficiencia en la ejecución de las prestaciones y a su vez, aprovechar las economías de escala que posibilita dicha integración, en línea con el artículo 1 de la Ley de Contratos del Sector Público, constituyendo las diversas prestaciones que forman parte del objeto, materia de la misma naturaleza, como también se analiza a continuación. A mayor abundamiento, es el informe 57/2009, de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa la que aborda con acierto el tema y es citada parcialmente por el recurrente. Dice literalmente aquél que:.

 

‘Como se puede apreciar, de conformidad con el criterio de la Junta es necesario distinguir entre las prestaciones que se configuran como unidades por su propia naturaleza respecto de las cuales sólo cabe el fraccionamiento cuando se cumplan los requisitos estrictos del artículo 74, y aquéllas otras que tienen su propia individualidad y que por razones de índole práctica se pueden agrupar para su adjudicación en un solo contrato, pero que admiten, sin menoscabo alguno, su consideración por separado, de tal forma que la ejecución de cualquiera de ellas no está condicionada por la ejecución de ninguna de las demás ni individual ni conjuntamente consideradas’. De tal manera que, en el caso que nos ocupa, aunque las prestaciones pudieran ser unidades independientes, se aprecia que concurre un componente práctico, al margen de concurrir una optimización de la ejecución global del contrato, en tanto que, por ejemplo, es necesario y práctico que, además de prestar servicio de seguridad de edificios, se preste el servicio de protección de incendios, o el mantenimiento de extintores, pues son actividades muy relacionadas. Todo ello forma parte de la libre voluntad del órgano de contratación que opta por un sistema integral de contratación, con diversidad de prestaciones, intrínsecamente relacionadas, además de introducir el elemento de la practicidad, como reconoce en su informe la Junta.”


Por tanto, la posibilidad de integrar en el objeto del contrato, por motivos de índole práctica, prestaciones susceptibles de ser consideradas aisladamente como constitutivas de otros tantos contratos forma parte de la voluntad del órgano de contratación.

 

Igualmente el condicionado obligaba a subcontratar ciertas prestaciones. En concreto, la posibilidad de imponer al adjudicatario del contrato la obligación de subcontratar con terceros no vinculados al mismo parte de la prestación está recogida en el artículo 227.7 TRLCSP. Este precepto admite la posibilidad de imponer al contratista la subcontratación de parte de la prestación cuando sea susceptible de ejecución separada, es decir esté perfectamente individualizada y sea separable de la prestación principal, y haya de ser ejecutada por empresas que cuenten con una determinada habilitación profesional o pueda atribuirse su ejecución a empresas con una adecuada clasificación para realizarla.
“En el caso que nos ocupa, la situación es la contraria, es decir, es la parte no susceptible de subcontratación la que requiere una habilitación profesional específica. Pero la identidad de razón es evidente: la adjudicataria del contrato no puede ejecutar una parte de la prestación, siendo indiferente a estos efectos que esa imposibilidad derive de carecer de la habilitación profesional exigida o de limitación legal de la actividad que puede realizar. En consecuencia, resulta de aplicación al supuesto que nos ocupa la posibilidad de adjudicación del contrato con la obligación de subcontratar parte de la prestación”
Teniendo en cuenta la forma de determinar el presupuesto de licitación, no hay posibilidad de determinar si la parte que habrá de ser objeto de subcontratación supera o no el 50% del presupuesto de licitación, por lo que no existe posibilidad de determinar si se cumple o no con el requisito establecido en el artículo 227.7 del TRLCSP. En consecuencia, el pliego de cláusulas administrativas particulares no recoge adecuadamente los requisitos establecidos por el TRLCSP para la imposición al adjudicatario del contrato de la obligación de subcontratar una parte de la prestación.