Image
Consideración de mejoras formuladas adecuadamente. Desestimación
02/05/2014
Resolución Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales 300/2014 de 11 de abril de 2014

La resolución considera adecuadamente formuladas las previsiones del condicionado respecto de las mejoras.

Lo que se cuestiona es precisamente el grado de previsión  "la recurrente cuestiona la configuración de las mejoras como criterio deadjudicación que efectúan los Pliegos de Cláusulas y de Prescripciones Técnicas, sosteniendo que la puntuación asignada hace ineludible su presentación, truncando así, a su entender, su carácter voluntario para los licitadores. Discrepa igualmente de los extremos admisibles en tal concepto, por entender que no se corresponden con elementos accesorios al contrato."

Señala el Tribunal al respecto que:

"En efecto, y por lo que atañe a la pretendida obligatoriedad de la formulación de mejoras, derivada de la puntuación que se le asigna (un total de 35 puntos), cabe responder que ni en el TRLCSP ni ninguna otra norma establecen un tope a la puntuación que quepa atribuir a aquéllas. Lo único que impone el artículo 147 TRLCSP es que para la adjudicación se tengan en cuenta criterios distintos del precio, que esta posibilidad se contemple expresamente en el Pliego (artículo 147.1 TRLCSP) y que se indiquen los elementos y las condiciones de las mismas (artículo 147.2 TRLCSP), extremos sobre los que vuelve a incidir el artículo 67.2 j) RGLCAP al imponer como contenido del pliego la indicación de los “requisitos, límites, modalidades y aspectos del contrato sobre los que son admitidas”. De igual modo, y por respeto a lo dispuesto en los artículos 1, 139 y 150.1 TRLCSP, la consideración de las mejoras como criterio de adjudicación exige, además de su previa concreción, que éstas guarden relación directa con el objeto del contrato y se especifique en el Pliego la forma de su valoración (cfr.: Resoluciones 301/2011, 16/2012, 97/2013 y 133/2014, entre otras, así como Informe de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa 59/2009). En el caso que nos ocupa, estos requisitos aparecen cumplidos en cuanto que es el Pliego el que contempla la admisibilidad de las mejoras, indicando el objeto sobre el que pueden recaer y la puntuación que se les ha de otorgar (cfr.: antecedente de hecho sexto). En particular, de su examen se infiere que están relacionadas con el objeto del contrato, al ir referidas a la aportación de medios complementarios para el servicio (moto de agua y moto “quad”), a las horas de prestación del servicio (bolsas de horas extra), y a la cualificación del personal encargado (sustitución de ATS por licenciado en medicina), sin que quepa, por lo demás, apreciar tacha alguna de arbitrariedad o irracionalidad en las mismas.

En esta tesitura, la recurrente puede legítimamente discrepar de la puntuación asignada y considerar que es excesiva, pero lo cierto es que ello -que, en último término obedece a una decisión basada en criterios de discrecionalidad técnica inmunes con carácter general al control de este Tribunal- no convierte en obligatorias a las mejoras previstas. El licitador puede o no formularlas, asumiendo en el caso de no hacerlo que su oferta recibirá una puntuación inferior a la de los competidores que sí lo hagan. Del mismo modo, es indudable que el órgano de contratación podría haber configurado las mejoras como contenido de la prestación, exigiendo un médico en el equipo de socorrismo o extendiendo la prestación del servicio por espacio de más días de los previstos, pero en absoluto cabe afirmar que tuviera la obligación de hacerlo, pues sólo a él corresponde determinar las características de la prestación (artículos 25 y 115-118 TRLCSP), salvando, claro está, el respeto necesario a las normas de derecho imperativo.


Por ello, el motivo debe decaer y, con él, la totalidad del recurso.

Contenido relacionado