Observatorio de Contratación Pública

Observatorio de Contratación Pública

Observatorio de recursos contractuales

Viabilidad de un criterio de adjudicación consistente en ofertar la continuidad del personal que viene prestando el servicio: la relación con la calidad en la prestación del servicio

Resolución 468/2017 Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

19/07/2017

La Resolución analiza la viabilidad de un criterio de adjudicación consistente en ofertar la continuidad del personal que viene prestando el servicio:

«Se otorgarán 5 puntos, a aquellas empresas que formulen una propuesta de continuidad del personal que presta actualmente sus servicios en las instalaciones objeto del contrato y cuenten con una antigüedad superior a 1 año a fecha de fin de plazo de licitación de este expediente, y que se recogen en el ANEXO I de este Cuadro de Características.»

El Tribunal recuerda la jurisprudencia del Tribunal Supremo y como se ha decantado por rechazar el compromiso de asunción de plantilla como criterio de adjudicación:

«Sin embargo, en un momento ulterior, el Tribunal Supremo ahondando en su doctrina y, aproximándose a la opinión de la Junta Consultiva, se ha decantado por rechazar de manera absoluta el empleo del compromiso de asunción de la plantilla como criterio de adjudicación. Ello acaeció a raíz de un recurso de casación interpuesto frente a la Sentencia del TSJ de Madrid de 30 de mayo de 2013 (Roj STSJ M 5973/2013), que sostuvo: En consecuencia con lo razonado, procede anular la cláusula 4.10.3.9 del Pliego de Condiciones, ya que la obligación de mantener o absorber a los trabajadores del antiguo concesionario no puede ser objeto de puntuación alguna, debiendo solo los Pliegos contener información en los términos previstos en el artículo 120 del TRLCSP, solo en aquellos casos en los que la obligación de subrogarse venga exigida por el convenio colectivo del sector.»

Pero considera necesario revisar si este criterio puede haberse afectado por el vencimiento del plazo de trasposición de la Directiva 2014/24/UE:

«Mención más detenida merece la invocación al artículo 67 de la Directiva que hace el órgano de contratación en su informe. Como hemos indicado antes, el precepto referido hace referencia al concepto de oferta económicamente más ventajosa como criterio de adjudicación del contrato, para cuya determinación el legislador europeo admite tanto que se atienda exclusivamente al coste o precio como que se tomen en consideración el binomio “mejor relación calidad-precio”, y que, como igualmente se ha indicado, permite tener en cuenta, entre otras, circunstancias sociales y relativas a la organización o cualificación del personal que se ha de encargar del servicio. De las primeras ya se ha tratado en el apartado A) precedente [Es obvio que hay margen para la inclusión de las cláusulas sociales en las bases de una convocatoria; sin embargo, en el caso que nos atañe, la medida está destinada a favorecer a la plantilla actualmente existente, sin que conste que los trabajadores de la misma formen parte de un colectivo desfavorecido o vulnerable. Hay una gran diferencia entre asegurar el empleo de colectivos en riesgo de exclusión o discriminados y el de aquellos otros que no están en esa situación. Este Tribunal entiende la preocupación del órgano de contratación de velar por la estabilidad laboral de los actuales empleados, pero no puede, sin desconocer el Ordenamiento vigente, amparar la introducción, como criterio de adjudicación, de una medida que favorece a unos trabajadores en detrimento de otros. Tampoco puede apreciarse, en fin, que, por loable que sea, la estabilidad en el empleo de la plantilla pueda ser tenida como un verdadero objetivo de salud de los empleados.], y nada más se ha de decir. 

Resta por tratar de las segundas, y en particular, de si la valoración de la propuesta de continuidad objeto de debate puede reputarse un criterio de adjudicación válido a la vista de la referencia que el artículo 67.2.b) hace a “la organización, la cualificación y la experiencia del personal encargado de ejecutar el contrato, en caso de que la calidad del personal empleado pueda afectar de manera significativa a la ejecución del contrato”. Se impone una respuesta negativa.

En efecto, el primer reproche que cabe formular al criterio analizado es que con él no hay comparación entre las ofertas, requisito consustancial a la licitación pública (cfr.: Resolución 421/2014) y principio básico en la materia (cfr.: Memoria del Tribunal de Cuentas del ejercicio 2005 –pág.34-), toda vez que se otorgarán 5 puntos a quien formule una propuesta de asunción de determinados trabajadores, sin permitir a los licitadores acreditar que la organización, la experiencia o la cualificación del equipo humano que aportarían es de superior calidad al actualmente existente. De esta suerte, con el criterio en cuestión no se propone valorar la calidad de los medios personales con que los licitadores pretendan ejecutar el servicio, sino que, antes bien, se lleva a cabo un juicio que entraña reputar más idóneo al personal actualmente en plantilla, sin permitir a los interesados contender sobre este punto.

Más aun, e incluso prescindiendo del reparo expuesto, lo cierto es que, como hemos visto, la posibilidad de tomar como criterio de adjudicación la experiencia o la formación de los trabajadores está subordinada a que “la calidad del personal pueda afectar de manera significativa a la ejecución del contrato”, condición que, en la opinión de este Tribunal, no concurre en el que aquí examinamos. El objeto del contrato es prestar el servicio de mantenimiento de un hospital y de un centro de especialidades (cfr.: antecedente de hecho cuarto), asegurando, en síntesis, la conservación de los bienes e instalaciones a fin de que estos se encuentren en situación de total disponibilidad (cfr.: antecedente de hecho sexto). Las funciones incluidas en las obligaciones del contratista hacen referencia a trabajos manuales de corrección de deficiencias causadas por el uso normal incluyendo la sustitución de elementos de fontanería, instalaciones eléctricas, sanitarias y de la red de saneamiento, excluyendo aquellas otras que tienen un servicio de mantenimiento técnico específico y que, en principio, revisten una complejidad mayor que las que son objeto del contrato analizado (cfr.: antecedente de hecho séptimo). En esta tesitura, las alegaciones del órgano de contratación no resultan convincentes, pues aunque es obvio que quien no conozca las instalaciones del hospital necesitará un período para familiarizarse con ellas, el tipo de prestación contratada no es de aquellas en las que la cualificación o experiencia del personal incida de manera significativa en su ejecución, máxime si se tiene en cuenta que el Pliego ni siquiera ha exigido en punto a la solvencia técnica una especial cualificación de la plantilla (cfr.: antecedente de hecho octavo). No es ocioso recordar aquí, insistiendo en este punto, que el origen del artículo 67.2.b) de la Directiva 2014/24/UE se halla en la Sentencia TJUE, Sala Quinta, de 26 de marzo de 2015 (asunto C-601/13) que admitió la posibilidad de valorar como criterio de adjudicación la experiencia y la formación del personal especialmente en trabajos de tipo intelectual, condición que no es dado apreciar en un contrato como el que aquí se licita.»

Volver a la página anterior


Entidades Fundadoras y Financiadoras

  • Escudo de España y texto 'Ministerio de Economía y competitividad. Gobierno de España' sobre fondo amarillo
  • Poradad el paraninfo y texto 'Universidad de Zaragoza' en azul sobre fondo blanco
  • Logotipo de everis. Texto everis blanco en fondo verde

Apoyos Institucionales

  • LBL_ALT_LOGO_4
  • Circulo representado el mundo y edificio similar al partenon en azul sobre fondo blanco. Texto 'Adester' en azul oscuro
  • LBL_ALT_LOGO_5
  • Universidad de Almería
  • Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas Panamá
  • Logo de Contratación pública en Euskadi
  • Centro de investigación sobre justicia administrativa